Por: Eduardo Higuera


En El Aguachile nos dimos a la tarea de hablar con el miembro más conspicuo del Comité Técnico para la Selección (CTS) de los Nuevos miembros del Consejo General del Instituto Mexicanísimo Electoral (IME), Johnny Daisy Rocketmann.


Desde su selección, hasta sus posiciones y escándalos en los que se le ha involucrado, Rocketmann ha sido consistente en sus señalamientos sobre la necesidad de democratizar la máxima instancia organizadora de elecciones, su pulcritud e inocencia ante falaces acusaciones de corrupción y conflicto de intereses y su neutralidad en el proceso. De eso y la autonomía futura del Instituto hablamos con él, vía remota.



El Aguachile (ElA): Gracias por acceder a esta entrevista en medio de la pandemia, es un honor poder dialogar con usted. En primer lugar, háblenos de su aportación como el miembro más público del CTS y lo que espera que genere su participación en el mismo


Johnny Daisy Rocketmann (JoDR): Sin duda es un honor para ustedes. Bueno mi aportación no es mucha, aunque eso ya se sabe, pero creo que puedo señalar dos puntos esenciales. Yo soy miembro del comité de selección, lo cual garantiza que sea el mejor de la historia y lo que espero es que los nuevos consejeros sean cercanos al pueblo, que dejemos atrás la era del manejo partidista del consejo General de IME (CGIME) para acercarlo a instancias más puras y populares, como la presidencia de la república.

El periodo neoliberal nos trajo acuerdos partidistas negociados y cuotas, ahora los nuevos consejeros no dependerán de esto y tendrán pleno uso de sus facultades y de una guía de viva voz, la cual podrán escuchar cada día a las siete de la mañana en las conferencias mañaneras del presidente Gómez Cobrador. Sin duda un avance que se deberla a mi trabajo en el comité, que soy el abanderado de nuestro movimiento.


ElA: Entonces, ¿esta usted diciendo que apoya a los candidatos favorables al partido RUBIA en este proceso? ¿No es de lo que lo acusaron cuando la comisionada Ladrillo lo postulo para el comité? ¿no es lo mismo que el pasado cuando los fifíanistas buscaban controlar las elecciones?


JoDR: Me parece que es una actitud golpista y chayotera la que motiva una pregunta tan tendenciosa.

Aun así, creo que debemos aclarar que no importa que yo eduque y forme políticamente a los cuadros de RUBIA, que escriba cada semana en favor del nuevo régimen de la Nueva Terraformación y que sea un fiel seguidor del presidente no implica que yo no sea imparcial políticamente. No hay duda de cuál es mi posición al respecto.

En cuanto al pasado, hay una clara confusión. Antes, los partidos fifianistas que ahora forman la oposición trataban de meter sus manos en el Consejo, pero ahora es diferente. Ahora nosotros lo haremos y eso prueba de la terraformación en marcha.


ElA: Doctor Rocketmann, ¿cuál es su posición acerca de los recortes presupuestales al Instituto? ¿no pueden afectar su capacidad de organizar unas elecciones equitativas, transparentes y conforme a ley?


JoDR: No, no, no, no. De nuevo veo que usted debió votar por otro partido por que tiene un sesgo ideológico claro. Por fortuna yo no y puedo responder a sus cuestionables cuestionamientos sin ninguna duda.

Tenemos un guardián de las elecciones que sin duda podrá hacer un gran papel a pesar de los recortes al IME, el presidente Gómez. Ya lo dijo él, este instituto sostiene una burocracia dorada que trató de mantener fuera de la presidencia al ganador legítimo por tercera ocasión, no nos equivoquemos el presidente Cotton Head, como le digo de cariño, triunfó sin importar décadas de arreglos legales y constitucionales para formar un sistema democrático institucionalizado y sostenido leyes y ejecutado por ciudadanos durante las elecciones. No, él ganó porque millones de mexicanos votaron por él.

El hecho que los votos los contabilizara el IME y los ciudadanos y que las leyes legitimen el triunfo son nimiedades, triunfó la voluntad del presidente, del pueblo quiero decir.

Así pues, los recortes no son trascendentales.


ElA: ¿Qué sucede si por falta de presupuesto no hay elecciones aceptables para todos los actores que participen en ellas?


JoDR: Sin duda eso puede pasar aún. Los resabios de los corruptos grupos de poder neoliberal pueden tratar de desvirtuar el indudable triunfo popular que ya podemos vaticinar. Si las elecciones necesitan más dinero será por que quieren aumentar sus sueldos los consejeros y son poco eficientes en el manejo del que se les asigne.

Mi recomendación es que se reduzcan las medidas de seguridad del papel de las boletas, ya no se usen apps ni celulares por parte de los funcionarios a cargo del conteo para darle velocidad y certeza a los informes que emitan, también dejemos de lado el dispendio en materiales inútiles para sus funcionarios. Se debe seguir el ejemplo de la Secretaría de Economía y trabajar tres en una misma computadora. Compartir los instrumentos de trabajo, como bien dijo el presidente hace poco.

El dinero no da la felicidad y sin duda no construye la democracia en ningún sentido. Lo demostró ya el presidente con las consultas de Texcoco y el tren maya, sin duda.

De hecho, deberían reducirse los sueldos a todos los trabajadores de ese instituto, de forma voluntaria por supuesto, y derivar ese dinero a grupos realmente democráticos como #RedAGlove para que, junto con el gran elector, cuidador quiero decir, de las elecciones todos podamos estar seguros de que ningún facho triunfe por medio de votos mal habidos.


ElA: Volvamos al proceso de selección. ¿Cuáles son las metas que tiene como miembro del CTS?


JoDR: Todavía no las tengo claras, tras la próxima mañanera estoy seguro de saberlo. Sin embargo, adelantándome a ese hecho, creo que mi papel es claro, ser un vocero militante…del pueblo y sus necesidades en materia electoral. Sin duda tras la selección de los nuevos consejeros y consejeras podremos afirmar que no habrá existido antes un IME tan autónomo.


ElA: ¿Tras completar el CGIME cual es la nueva meta que se debe plantear


JoDR: Antes que cualquier elección, me parece que lo más importante será aplicar una austeridad eficiente, algo que sin duda escapa de la capacidad de los actuales consejeros.


ElA: ¿Esta diciendo que no son aptos?


JoDR: Digo con todas sus letras que son ineptos. Solo hay que ver que, Nadie con esos sueldos, que sea apto, puede tener tan pocas propiedades. Yo he ganado menos que la gaviota y que ellos por décadas y tengo decenas de millones en inmuebles. Es mejor que se esfuercen, no entiendo para que quieren ser autónomos si no ponen de su parte.


ElA: Para finalizar, dando un toque personal a la entrevista, ¿podría describir brevemente a Johnny Rocketman?


JoDR: Eso es fácil. Soy un mexicano como cualquier otro, que sufre por nuestra patria y tiene las mismas preocupaciones sobre racismo, democracia, cumplimiento de las leyes y combate la corrupción que nos caracteriza a todos los que somos patriotas. La diferencia es que yo haya nacido en Philadelphia, dentro de una familia de ascendencia blanca-europea acomodada y estudié en el sistema educativo prosocialista de los Estados Unidos. Algo sin importancia.

Soy alguien que se formó en la izquierda, y por eso entiendo la importancia de la transferencia de bienes a grupos minoritarios como los mexicanos naturalizados. Soy alguien congruente con la transparencia que no le debe explicaciones a nadie de su patrimonio o el de su esposa. Hombre a carta cabal.



Nota: cualquier parecido de esta entrevista con la realidad es pura y mera coincidencia. También puede ser que usted sea un opositor, facho, golpista y contrario al avance histórico del país y proyecte sus corajes y frustraciones políticas. No nos hacemos cargo en ese caso.

Por: Aribel Contreras


La tan criticada y cuestionada visita del presidente de México a Washington ha concluido. En medio de sugerencias de que esta visita no se realizara finalmente se dio y es lo que hay. No podemos cambiar esta realidad, como tampoco podemos negar que la geografía misma nos ha llevado a una gran interdependencia comercial bajo una asimetría económica y política.



Desde hace años no se daba un encuentro de un presidente mexicano en territorio estadounidense. Recordaremos que hubo dos intentos fallidos del entonces ex mandatario Enrique Peña Nieto para reunirse con Donald Trump y el presidente Andrés Manuel López Obrador no había salido al extranjero en calidad de mandatario. A la luz de una gran crisis que vive Estados Unidos (EU), es que estuvo en el ojo del huracán la decisión de que sí se diera esta visita. El pretexto era celebrar la entrada en vigor del T-MEC. Sin embargo, recordaremos que por ser tiempos electorales en EU, Trump ha venido tejiendo sus estrategias políticas para reelegirse en tiempos de pandemia, lo cual ha llevado a su país a vivir una verdadera crisis.


La crisis a la cual me refiero tiene su base en tres pandemias que yo visualizo:


  1. La derivada por la COVID19. Llevamos más de 6 meses con más de 11 millones de casos confirmados y más de medio millón de decesos.[1]

  2. Social. La cual surge ante el hartazgo de la sociedad civil por la discriminación en todas sus vertientes pero se encrudeció con el homicidio de George Floyd en EU y destapó la olla de presión que venía aumentando la temperatura del racismo sistémico. Se viene una ola de más movimientos sociales en diferentes países para dar un giro a los temas raciales. Incluso las empresas ahora están revisando sus slogans, marcas, logotipos y colores utilizados para no enviar un mensaje tácito o implícito de racismo.

  3. Confrontación diplomática. Vemos que durante la pandemia ha aumentado el tono y el volumen de la tensión diplomática entre varios países, pero tenemos como principales protagonistas a China y EU. Este último país ha aumentado sus frentes conflictivos con respecto a otros países y también ante organismos multilaterales, específicamente con la Organización Mundial de la Salud, con la cual ya formalizó su salida.


La reunión bilateral


Ayer fuimos testigos de una agenda de trabajo interesante donde lo que más nos tenía alertas era la declaración de ambos mandatarios. Fue interesante escuchar los discursos políticos donde se habló de: i) seguir intensificando la relación comercial y de atracción de inversión extranjera directa y ii) continuar con la intención de seguir trabajando conjuntamente en una relación de respeto. Es complicado visualizar la palabra “respeto” en la política exterior de EU, ya que tenemos muy presente todas las agresiones verbales que Trump ha hecho en contra de los mexicanos, el tema migratorio, su oposición a que continuara el DACA, el muro fronterizo, las amenazas de salirse del TLCAN, los aranceles al acero y al aluminio, entre muchos otros temas.


Por lo que será importante ver si esta reunión suma o resta a la relación.



¿Quién pierde y quién gana?


Mucho se ha expuesto ante los medios que esta reunión resta a México y suma a EU. La verdad es que estoy en desacuerdo porque ni México pierde todo ni EU gana todo. Me refiero a que coincido en que la reunión –por ser en tiempos electorales- no era el mejor momento para hacerla. Pero considero que tampoco una visita de 24 horas viene a resolver las tres pandemias a las cuales se enfrenta Donald Trump. Un día de una visita quedará registrada en la historia de la relación bilateral pero tampoco debemos caer en la trampa crítica de pensar que ya con esto, AMLO le ayudó a Trump a recuperar los puntos perdidos en su popularidad y que con esto el voto latino está de su lado. Ojalá y fuera tan sencillo pero no lo es.


T-MEC


No podemos creer que el T-MEC es la panacea para la reactivación económica de los tres países ya que como lo he venido comentando, existe una asincronía en los calendarios sanitarios y de reactivación empresarial entre los tres países. Por lo que es un gran desafío que se vean resultados antes de un mediano plazo. Pero sin duda, es mejor tener un acuerdo que no tener nada. El gran ausente en esta reunión fue Justin Trudeau lo cual nos deja como lectura su firme oposición al tema pendiente de los aranceles contra al acero y al aluminio. Así que en términos bilaterales cabe resaltar la parte de que México hoy es el segundo socio comercial de EU y que sigue teniendo un superávit comercial tal y como se muestra a continuación.

Fuente: Secretaría de Economía


En términos de inversión extranjera directa, es importante el mensaje que se pronunció ayer por parte de ambos mandatarios porque eso da un poco de certidumbre en tiempos de incertidumbre por la pandemia. Sin embargo, destaco que el comportamiento de ésta ha tenido una tendencia descendente desde el 2017 tal y como lo observamos a continuación.

Fuente: Secretaría de Economía


A manera de conclusión puedo decir que México pierde frente a los demócratas pero gana frente a Trump. Por lo que si Biden gana, habrá perdido pero si Trump se reelige habrá ganado y mucho.


Para mayor información, se puede consultar una entrevista que di al respecto a partir del minuto 49: En Transición con Dario Celis | 7/07/2020.


Twitter: @Aribel007


[1] https://www.worldometers.info/coronavirus/ [Consultado el 08 de julio a las 15.30 hrs.].

Por: Vicente Amador


La pandemia de coronavirus ha hecho avanzar a la humanidad por un camino sinuoso, oscuro, intransitado... y con tapabocas. A muchos, la Covid nos enfrenta con algunos de nuestros mayores miedos: enfermedad, muerte, lo desconocido.


¿Qué sigue? ¿habrá un rebrote? ¿terminaremos conviviendo con este virus como con otros? ¿Cuándo se acaba? ¿se acabará? ¿volveremos a la normalidad? ¿qué es normalidad? Lo cierto es que no hay respuesta exacta. Como lo han expresado muchos especialistas, la respuesta más correcta es “depende”.



Por eso me pareció muy interesante, particularmente a unas horas de haber iniciado la primera semana en “semáforo naranja”, la encuesta que el New York Times le hizo a 511 epidemiólogos. Les preguntaron cuándo esperan reanudar veinte actividades que ahora les referiré. Claro, en el supuesto que la pandemia evoluciona como ellos esperan.


La mayoría está de acuerdo con que, antes de tres meses, recibirá correo sin precauciones, irá al médico sin necesidad de que se trate una cita urgente, vacacionará en un lugar a más de un día de distancia en auto. Sin embargo, también hay un número importante de epidemiólogos que estima tardará más de tres meses en cortarse el pelo en un salón o peluquería. Incluso hay algunos que dicen que nunca más recibirán correo o paquetería sin precauciones.


Los resultados de esta consulta, lo dice la misma publicación, no son sugerencias de comportamiento. Son un buen parámetro, pero no la regla. Y es que cada una de estas actividades, depende. Depende de cómo avance en cada ciudad la pandemia; la ocupación de los hospitales, el sistema de salud de cada país; el avance de los tratamientos; la salud y la necesidad de cada quien.


Hay otras actividades que la mayoría de los epidemiólogos dicen que tardarán entre tres meses y un año en normalizar. Por ejemplo, comer en un restaurante, enviar a los niños a la escuela, trabajar en una oficina compartida, permitir a los niños salir a jugar con otros niños o viajar en avión.


Hay un porcentaje alto de epidemiólogos que dejará pasar más de un año para regresar a un gimnasio, visitar a un amigo de la tercera edad o viajar en metro o autobús.



Las actividades en las que la mayoría coincide que tardará más de un año en llevar a cabo son asistir a un concierto, evento deportivo o teatral; dejar de usar el protector facial; ir a una iglesia o servicio religioso y hasta abrazar o dar la mano al saludar a un amigo. Esta última proyección me dejó helado porque, incluso, hubo seis de los encuestados que dijeron que no saludarían nunca más de mano o abrazo a un amigo. Cada quien. En eso, en concreto, yo pienso distinto.


Nuevamente, no hay respuesta única. Hay países europeos en los que después de pocas semanas de pasar el pico de contagios las calles se ven llenas. En otros, hay rebrotes.


Queda claro. “Depende” de la realidad de cada país y de cada persona. A cada quien le toca asumir la responsabilidad de decidir, conjugando sus circunstancias personales, los semáforos de cada ciudad las recomendaciones gubernamentales, cuándo salir. Por lo pronto, hay semáforo naranja, lo cual lejos está de significar la vuelta a la normalidad, si es que eso existe.


  • Facebook Revista El Aguachile
  • Twitter Revista El Aguachile
  • Instagram Revista El Aguachile
  • YouTube Revista El Aguachile

© El Aguachile

Algunos derechos reservados.