Diplomacia de la inversión extranjera directa

Por: Aribel Contreras


Introducción


La crisis sanitaria que vivimos a nivel mundial ha impactado todas las áreas gubernamentales, corporativas, institucionales e individuales. Algunos sectores han sido los grandes ganadores como: los negocios digitales, el comercio digital, los productos de primera necesidad donde no precisamente me refiero a alimentos, sino a productos relacionados a la salud que van desde: gel antibacterial, alcohol, equipo médico, medicinas y obviamente, las vacunas. Sin embargo, es importante ahora analizar el comportamiento de la inversión extranjera directa (IED) a nivel global durante el año 2020.


UNCTAD


La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y el Desarrollo (UNCTAD por sus siglas en inglés) fue creada el 30 de diciembre de 1964 y es la responsable de delinear la ayuda a los países en desarrollo para que aprovechen el comercio internacional, la inversión, los recursos financieros y la tecnología. Lo anterior se da bajo el paraguas de alcanzar un desarrollo sostenible e inclusivo. De igual manera, genera análisis sobre el comportamiento del comercio y la inversión a nivel mundial. En esta ocasión, me refiero a la última edición que es la 2021, la cual apenas fue publicada durante esta semana.


Reporte 2021


En esta última publicación, se pueden apreciar los movimientos telúricos-económicos que tanto los países receptores como los generadores de IED tuvieron por el impacto de la pandemia. En la siguiente imagen se puede observar: i) el ranking -de los primeros diez países- para esta versión con el comparativo del año anterior, ii) entre paréntesis está el ranking del reporte anterior, y iii) los números al final de cada barra correspondencias al monto total en billones de dólares. Los dos países hegemónicos Estados Unidos (UE) y China siguieron con su misma posición en la recepción de IED derivado a la fortaleza de sus economías a pesar de la pandemia. También se observa que para el caso de México, de haber estado en la posición 14, subió a la novena. Sin embargo, para el caso de los flujos de salida de IED, China fue el gran inversionista por:


La IED por grupos de países


En cuanto a la inversión recibida por algunos grupos de países, se consideraron seis:


G20 (Alemania, Arabia Saudita, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Corea del Sur, Estados Unidos, Francia, India, Indonesia, Italia, Japón, México, Rusia, Reino Unido, Sudáfrica y Turquía. El estudio excluye a la Unión Europea.)


RCEP (Vietnam, Malasia, Singapur, Brunéi, Indonesia, Filipinas, Tailandia, Laos, Birmania, Camboya), junto con China, Japón, Corea del Sur, Australia y Nueva Zelanda)


BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica)


USMCA (Canadá, Estados Unidos y México)


CPTPP (Australia, Brunei, Canadá, Chile, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam)


AfCFTA (54 países de la Unión Africana)


Pero a donde quiero llevar la mirada es al RCEP ( Asociación Económica Integral Regional ) donde el gran líder es precisamente China. Así que estamos viendo una nueva confrontación entre China y EU en el ámbito de las entradas y de las salidas de los flujos de inversión. Por lo que ahora bautizo el nuevo término de la diplomacia de la IED.


Diplomacia de la IED


Con este término me refiero a la expansión de los tentáculos diplomáticos de estos dos titanes por ser grandes acaparadores de la IED ya la vez, trazar quirúrgicamente sus líneas de acción para decidir en qué y en dónde invertir sin “ahogar” su diplomacia. Es una labor fina, sin margen de error por el nivel de intereses geopolíticos y geoeconómicos de estos dos países.


Así que de ser una IED 'contagiada' por la COVID-19, ahora pasa ser una diplomacia de la IED bordada a mano por China y EU.