Dos años de numerazos

Actualizado: ene 12

Por: Eduardo Higuera


Cuando las estadísticas nos dicen que la familia mexicana tiene un promedio de cuatro hijos y medio, nos explicamos por qué siempre hay uno chaparrito.

Marco Aurelio Almazán


A dos años de que el nuevo gobierno tomó las riendas del Estado Mexicano no queda la menor duda: las cosas se han movido de forma irrefutable, indudable, incuestionable, insufrible.


Y es que la labor del gobierno obradorista para lograr la cuarta transformación nacional emula y mejora a las anteriores. Las que, a juzgar por los hechos actuales, parecen ser la década pérdida, el siglo del partidazo, los relámpagos de agosto y la era de los tres chiflados.


De esto nos dan fe los numerazos del primer tercio de este sexenio, de los cuales El Aguachile y un servidor traemos una selección destacada. Panem et circenses.

¿300?, no menos, como 500 y contando

El pasado 24 de noviembre nuestro presidente, el famoso cabecita de algodón, anunció que ya había logrado las quinientas representaciones de su obra tragicómica-esquizofrénica-musical, “la Mañanera” y que continuaría con su gran racha generando indicadores numéricos fuera de escala (los numerazo del éxito) hasta el fin de su mandato.


Entre estos numerazos consagrados por el evento matinal se encuentra su spinoff, “la reunión de seguridad” que se emite por canal restringido cada día a las seis de la mañana y , siempre de acuerdo con el preciso, debe rondar también el medio millar.


Sin embargo, este año pinta para ser igual o peor de violento que el pasado, que registró mayor número de asesinatos en la historia hasta ese momento, con casi 49 mil. Sin duda un numerazo semejante en calidad al que lanzaba hace meses nuestro científico supremo, López-Gatell al hablar del imposible escenario catastrófico de 60 mil muertes, pues en una de ellas afirmó que no existen en México masacres y que los abrazos siguen siendo el arma grande del obradorismo contra el crimen organizado.


Construyendo el futuro (muy lejano)

La pandemia y la recesión económica que sufre nuestro país han sido enfrentadas imitando al gran prócer nacional, el Chapulín Colorado. Por esto, la respuesta gubernamental ha sido tan ágil como una tortuga, con la fuerza equivalente a la de un ratón y con la lánguida nobleza de una lechuga de 67 años.


Ante la pérdida de un millón de empleos formales, el gobierno presenta su respuesta con su programa estrella “jóvenes construyendo futuro” en el que, tras becar, introducir a los jóvenes al ambiente laboral, becarlos y motivarlos a logrado que solo 2 de cada 10 de los jóvenes que participan en este programa sean contratados al final de su paso por dicho programa. Claro que de éstos el 38% están iniciando un emprendimiento…en un país donde el 75% las MIPYMES quiebra.


En otras palabras, un total de 104 mil jóvenes de mas de 420 mil que han participado logran emplearse o genera un negocio propio exitoso dicho en plata de mas de 14 mil millones presupuestados para este programa, 10,650 millones no han generado resultados. Se nota que el futuro se encuentra muuuy lejos y no hay prisa por armarlo aún.


Y por supuesto, no importa que el 80% de las pymes en México se vayan en la bancarrota en menos de dos años, una numerazo estadístico previo a la pandemia.


El cero es un número imaginario

Tras decretar el fin de las masacres relacionadas con el crimen organizado, el preciso no tuvo más remedio que reírse un mes después, durante una de las representaciones matutinas de su matutino ante el numerazo que hizo el periódico Reforma al informar de al menos 45 masacres en el último año de gobierno.


Por supuesto que el numerito no fue culpa de nuestro querido líder bien amado sino del periódico, que no entendió que la realidad se había transformado, por obra y gracia del discurso presidencial.


40,863 asesinatos violentos proyectados para este año de pandemia y 45 masacres contabilizadas un mes después de la conferencia mañanera donde se aseguró que ya no había masacres solo muestran que los números simplemente hacen el ridículo, al no enterarse que no existen.


Ni Trump lo tiene

Pero si de números, numerotes y numerazos vamos a hablar uno de los rubros donde el actual gobierno destaca a nivel mundial es en la cantidad de frases que no son verdaderas o que no se pueden comprobar, así que no tampoco pueden ser consideradas como verdaderas. Shulada.


Se calcula que cada homilía desde palacio genera, en promedio, unas 79 de estas frases sin sustento. Lo cual hace a nuestro insigne jefe del ejecutivo el campeón del mundo. La envidia de cualquier standupero.


Y como prueba, un pequeño botón de muestra: en 4 años, el todavía anaranjado inquilino de la Casa Blanca pronunció alrededor de 23 frases consideradas mentirosas o sin sustento real, más allá de los mismos dichos.


Sin embargo, en la mitad del tiempo, 2 años, y haciendo gala de su decisión para destacar su gestión al frente de estad mexicano y como un gran logro de la transformación nacional que encabeza, el presidente originario de Macuspana ha emitido casi el doble, al alcanzar 37 mil de estas frases a lo largo de su mandato.


Este tipo de numerazos, ni Trún, ni Putin, ni Maduro, ni la abuelita de Batman lo tienen.

Positivos y negativos

Sin duda un balance no puede centrarse solamente en lo negativo, como el millón de mpymes que dejaron de existir al refrendarse la convicción presidencial de no ceder ante actitudes neoliberales como apoyos fiscales, condonación de pagos de servicios federales u otras.


Un balance o análisis realista debe apoyarse también en lo positivo que ha ocurrido, en aquellos indicadores que han ido incrementándose. Y el número de mayor incremento de este es, sin duda, el de contagiados y fallecidos de COVID. ¡Fabulosa cifra en crecimiento desmedido y sin control, indiscutiblemente!


Con mano firme, el segundo año de gobierno ha llevado a los mexicanos a superar sus propios pronósticos. Lejos quedan los escenarios catastróficos de 60 mil muertos para dar paso a un final de segundo año de gobierno en el que lograron un total de 110 mil fallecidos y en el que ya se domó, superó, dejó atrás el desastre para vivir tranquilos y plenos en espera de que nos salve alguna de las vacunas en proceso de producción.


Orgullosamente este numerazo superó las expectativas casi al doble, mientras continúa el crecimiento sostenido. ¡Qué les dura el dizque milagro mexicano del priismo!


Millones y millones

Otro rubro en el que el crecimiento ha sido palpable es el del dinero invertido en magnos y super seguros proyectos de infraestructura, buscando la plena soberanía del país.


En el caso de Dos Bocas, gracias a la excelente planeación, se estima que al final del primer bienio de este gobierno su costo podría incrementarse hasta 23% sobre el presupuesto original.


En el caso del tren Maya, símbolo de la unidad del actual gobierno con los mismos empresarios que el priismo privilegiaba, su costo se estima que su costo se cuadruplico al pasar de 65 mmdp a 321 un mil, de acuerdo con lo revelado en diversos medios de comunicación.


Sin duda aquellos que afirman que nada crece o aumenta en este sexenio es por ignorancia de estos datos o por la clásica mezquindad y mala fe de la oposición. Al final esto solo son numeritos y no numerazos como los que hacen los analistas moralmente derrotados.


Suman y suman los numeritos

Por desgracia el espacio limitado no permite seguir con la enumeración de los numerazos que se han realizado en 24 meses, así que solo dejaré aquí algunas ideas para reflexionar tras el segundo informe (¿o era el 5º, 300º o 14º?) de gobierno.


Los números de Santa Lucia se desconocen por ser “seguridad nacional”; los números de los fideicomisos extinguidos no se sabe dónde quedaran; los números siguen sin ser del todo claros de la rifa no rifa del avión que además de no saberse cómo se asignaron en “equipamiento médico”; el número de casos de corrupción o de prácticas cuestionables crece alrededor del presidente; el numerazo de no atender familias victimas de la violencia por “proteger la investidura presidencial”; el numerazo criminal del desabasto de medicamentos, en especial de los oncológicos y el magno numerazo de decir en su informe “No es para presumir, pero en el peor momento contamos con el mejor gobierno”.


@HigueraB

#InterpretePolítico


  • Facebook Revista El Aguachile
  • Twitter Revista El Aguachile
  • Instagram Revista El Aguachile
  • YouTube Revista El Aguachile

© El Aguachile

Algunos derechos reservados.