Marx y el discurso de AMLO

Por Eduardo Higuera


La risa es una cosa muy seria

Groucho Marx


Muchos se asustaron cuando nuestro líder iluminado e indiscutible primer compañero de la transformación absoluta y única del país habló de Marx en su informe de los 100 días del cuarto año de gobierno (algo así como el informe 4.1.100). Sin embargo, esto no tiene que asustarnos, puesto que el presidente de México tiene la gran escuela del pensador judío, Julius Henry Marx, más conocido como Groucho.

Y al parecer, cuando el maravilloso Groucho Marx -sin parentesco con Carlitos o nuestro conocido de la SEP- dijo “lo malo de hacer sugerencias inteligentes es que uno corre el riesgo de que se le asigne para llevarlas a cabo”, parecía que estaba pensando en el titular del ejecutivo federal que invirtió dos décadas en presentar ideas claras y precisas de cómo sacar a México del despeñadero, hasta que llegó a la presidencia…y no las siguió.


Fue en este punto que me di cuenta que la verdadera filosofía política de nuestro líder bienamado no era en realidad una compilación de las ideas de los próceres nacionales como Juárez, Madero o Cárdenas sino que era realmente era un aventajado discípulo de la escuela marxista hollywoodense. Vea usted si no.


“EL SECRETO DEL ÉXITO SE ENCUENTRA EN LA SINCERIDAD Y LA HONESTIDAD. SI ERES CAPAZ DE SIMULAR ESO, LO TIENES HECHO”.


Ya se que el buen Groucho pudo referirse casi a cualquier político o presidente de nuestro tropical, bananero y hermoso país. Sin embargo, nuestro insigne presidente supera con creces cualquier comparación en este campo pues dedico al menos 20 años de su vida al ejercicio de ser sincero y honesto (ejem) para ganarse el corazón de los mexicanos.


Y esto se reforzó desde la primera mañanera y no hace más que aumentar. La sinceridad con la que ha hablado de su familia, que es tan pulcra y honesta como al de cualquier priista de los 70 como él; la forma en que ha señalado, sin posibilidad de error, que antes de que él llegara al poder no existía ninguna democracia en México y su afán de tomar bajo su ala el control de las elecciones para garantizar que siempre exista la democracia que perpetue su poder y el de su partido, y, sin agotar la lista, la sinceridad con la que habla de los grupos golpistas que buscan derrotarlos como los niños con cáncer, las feminista a las que le regaló el primer gobierno feminista de la historia y la recuperación de la soberanía eléctrica….antes de la visita de Kerry, son pruebas de cómo sigue al primer actor de las patillas y el habano.


“LA POLÍTICA ES EL ARTE DE BUSCAR PROBLEMAS, ENCONTRARLOS, HACER UN DIAGNÓSTICO FALSO Y APLICAR DESPUÉS LOS REMEDIOS EQUIVOCADOS”


Sin duda, el maestro Marx estallaría en lágrimas si pudiera presenciar el grado de perfección en que el gobierno transformacionista ha aplicado esta máxima de su autoría.


Hay tantos ejemplos como granos de arena en el mar o estrellas en un firmamento campirano. La necesidad de proteger la ecología del país convertida en un tren que deforesta y amenaza el ecosistema de los cenotes; la construcción de una refinería sobre un manglar y la reactivación del uso de combustóleo a nivel nacional; la necesidad de detener la delincuencia usando la fuerza de seguridad creada por este gobierno convertida en operativos para detener y madrear centroamericanos; el derecho de acceso a la salud y el bienestar tan vulnerado por los neoliberales , mutó para convertirse en un derecho constitucional nulo, gracias al desabasto de medicamentos, que dura ya más de tres años, así como al fabuloso éxito del INSABI.

Groucho lloraría sin duda.


DAMAS Y CABALLEROS, ESTOS SON MIS PRINCIPIOS. SI NO LES GUSTAN TENGO OTROS


La congruencia a prueba de balas, qué digo de balas, ¡a prueba de misiles nucleares putinescos!, es pan de todos los días.


No importa que el 13 de marzo de 2015 afirmara que “es indispensable mantener abiertos los cinco espacios de comunicación que son independientes y libres en el país: el espacio de Carmen Aristegui, el programa Jacobo Zabludovsky, el semanario Proceso, así como los periódicos Reforma y La Jornada” y ahora hable de la mayoría de ellos como golpistas, conservadores y fifís, por decir lo menos.


Los únicos que se salvan son Zabludovsky, porque muerto no es fácil hacer periodismo, y la Jornada…pues recibe la mayor tajada de publicidad gubernamental del sexenio, pasándose por el arco del triunfo la ley de Comunicación Social, bien llamada la ley chayote.


Y los principios cambiaron, pero la congruencia permanece, al menos eso dice la #RedAMLOve. Ya no importa que el presidente intervenga en las elecciones, pues es la voz del pueblo; también se es consistente al hablar de separación de poderes, la obediencia el legislativo y el miedo del judicial son elecciones propias.

Sin duda, “Jacobo, está confirmado, son atómicas”.


“ME GUSTAN MIS ERRORES. NO QUIERO RENUNCIAR A LA DELICIOSA LIBERTAD DE EQUIVOCARME”


¿Después de dos consultas fallidas (por no mencionar tantos programas públicos, la economía, la paz y la seguridad de las mujeres que son “logros históricos”) hay que explicar mucho?


-o0o-


Por todo esto y demás vuelvo a lo dicho al inicio de este texto, no hay nada que temer del fantasma del comunismo, como muchos conservaduros insisten. No hay peligro de que se haya citado al padre de la teoría comunista moderna, nuestro siempre bienamado en realidad solo citó a un comediante que demostraba que la realidad es una tontería, que actuó como un gran payaso incomprensible y delirante en cada una de sus películas y programas.


Esperen…quizá tengamos que preocuparnos aún más.

PD…una disculpa a mis queridos editores de El Aguachile, sé que no es el tema que solicitaron y dije que escribiría, pero a veces los textos se escriben solos. Recuerden “Hasta cuando bromeo digo la verdad. Y no es ningún chiste”, Groucho dixit.


@HigueraB

#InterpretePolitico